Cuidados preventivos durante el embarazo (I)

Durante el embarazo las mujeres tenemos que cuidarnos bastante porque nuestro cuerpo sufre más y, por tanto, puede ser que tengamos mayores problemas en algunas zonas.

Para empezar, comenzaremos en la zona de la boca. Es falso el hecho de que, al estar embarazada, los dientes pierden fuerza y, si no se cuidan bien, pueden incluso caerse.

Sin embargo, sí es cierto que, con el embarazo, se aumenta la salivación y la flojedad de los ligamentos dentarios lo que hace que se retengan entre los dientes restos de comida y provocando la caries.

Las encías también cambian y se hacen más esponjosas y sangrantes; todo ello contrarestado con enjuagues bucales o dentríficos astringentes.

En cualquier caso, sí es cierto que, cuando se está embarazada, se ha de acudir al dentista (advirtiéndole del estado) y cuidando mejor nuestra boca.

También:

  • Cepillarse después de cada comida.
  • Masajear las encías para fortalecerlas.
  • Utilizar enjuagues bucales.
  • Llevar una dieta sana.
  • No utilizar un cepillo que pueda dañar la boca.

Deja un comentario