Cuidados del cordón umbilical

El resto de cordón umbilical, que permanece en el bebé después del nacimiento, se va modificando con el correr de los días y se cae a las 2 ó 3 semanas después del parto. Debemos prestarle especial atención cuando le cambiemos el pañal, evitando que se depositen secreciones en esa área.

Para facilitar la cicatrización, debemos limpiarlo con alcohol o productos cicatrizantes que te indique el pediatra y permítele que esté en contacto con el aire. Con una gasa empapada en alcohol le daremos unos toquecitos y después cubriremos el cordón y la pinza con la gasa. Cuando le pongamos el pañal, lo dejaremos cubierto.

www.mdconsult.com

No debemos aceleres nunca la caída del cordón, sino que hay dejar que se caiga solo y no hagas caso a todo lo que te aconsejen para mejorar la estética del ombligo del bebé, ya que puede provocar infecciones umbilicales que dejan cicatrices peores y complicarle la salud a tu hijo o hija.

Pueden ser signos de infección si notamos que el cordón umbilical tiene secreciones purulentas amarillo-verdosas o emana un olor desagradable o el ombligo está muy rojo e inflamado. Ante esta situación debes contactarte con el personal médico encargado de la salud del bebé.

Deja un comentario