Cuidados de los bebés prematuros en casa

Se llama bebés prematuros a los niños o niñas que nacen antes de las 37 semanas de gestación. Los bebés prematuros que han superado un cierto peso crítico (en general por encima de 2.000 gramos) y que ya no requieren cuidados hospitalarios, pueden ser dados de alta.

En su casa necesitarán los mismos cuidados que los bebés nacidos a término, aunque con algunas particularidades. En la actualidad se tiende a dar de alta a los prematuros más pronto que hace unos años.

www.intramed.net

Conviene evitar que se enfríen, pues los primeros días quizás no sean capaces de controlar su temperatura. Al manejar al bebé hay que tener en cuenta que su cuello no tiene aún fuerza para sostener bien la cabeza y habrá que tomarlo con precaución para sujetársela de algún modo.

Igual que con cualquier otro bebé, no se debe fumar en su cercanía. En realidad los padres y madres de niñas y niños pequeños nunca deberían fumar en su propia casa, pero los prematuros son mucho más propensos a padecer enfermedades respiratorias.

En muy pocas semanas el bebé podrá manejarse y cuidarse como cualquier otro bebé nacido a término.  Baños, paseos, juegos, etc. podrán ser similares a los de los demás bebés de su edad, prestando atención a su seguridad.

Seguramente, el bebé deberá ser controlado más a menudo por el pediatra, ya que su crecimiento y su desarrollo pueden necesitar un seguimiento especial.

Deja un comentario