Cuida y revisa su vista

La vista es uno de los sentidos más valiosos, por eso, en cuanto tengamos dudas de que nuestros hijos o hijas tienen algún problema de visión, deberemos acudir al o la especialista. Cuanto más temprana sea la detección, más fácil será corregir el problema.

Es recomendable que los niños y niñas vayan a revisión cada dos o tres años a partir de los tres años de edad. A pesar de que no se queje o de que no presente señales de problemas la visita médica es la mejor manera de prevenir.

Hoy en día los problemas visuales han ido a más y se estima que un 20% de menores tiene algún tipo de pérdida.

Para detectar posibles problemas, debemos estar atentos y atentas a varios síntomas en nuestros hijos e hijas. Por ejemplo, si se sientan muy cerca de la televisión para ver bien, si se quejan constantemente de dolor de cabeza o de ojos cansados. También, si escriben con la cara muy cerca del papel, si tienen dificultad en leer a distancia.

oculista www.blog-salud.com

Hay otros signos como entrecerrar los ojos para ver algo en la distancia, perder el interés por la lectura o los estudios, tener dificultad para correr y parecer torpe en los movimientos o el excesivo lagrimeo o escozor en los ojos.

Para detectar los síntomas en un bebé, debemos prestar atención a los ojos. Si éstos tiemblan o se desvían sin motivo alguno o si no siguen la cara o la voz de padres y madres. También, cuando sus pupilas son demasiado grandes o pequeñas o parecen opacas.

Deja un comentario