Cuentos para superar los miedos

La lectura es uno de los mejores métodos para activar el cerebro de nuestros hijos e hijas: despierta su imaginación, su capacidad de relación de empatía… Por eso, además de para pasar un buen rato, podemos encontrar en sus cuentos favoritos un gran aliado para superar algunas dificultades. Por ejemplo, el miedo a la oscuridad.

Uno de cada tres niños y niñas tiene miedo a la oscuridad. Aparece alrededor de los dos años y comienza a disminuir hacia los nueve. Esta fobia suele asociarse a otros miedos como la separación, la soledad, a seres imaginarios y malvados…

Para ayudarles a superar este miedo, podemos utilizar varios cuentos populares que lo tratan, indirectamente, aunque no sea el tema principal del a historia.

‘Hansel y Gretel’, ‘Blancanieves’ y ‘Pulgarcito’ son tres ejemplos de esto. En los dos primeros se describen situaciones de miedo a la oscuridad cuando los y las protagonistas son abandonados en el bosque. Nuestros hijos e hijas pueden identificarse con ellos porque sienten lo mismo cuando les acostamos, apagamos la luz y salimos de la habitación. Se sienten inseguros y cualquier ruido lo perciben como peligro.

Ambas historias cuentan a nuestros hijos e hijas que hay posibilidades para superar los miedos. Hansel y Gretel se enfrentan al bosque y a la oscuridad marcando el camino de vuelta con piedras y con pan. Blancanieves tiene que caminar durante mucho tiempo por el bosque hasta dar con la casa de los Enanitos.

Con ambos cuentos, los niños y niñas perciben que tienen capacidad y estrategias para combatir y vencer sus miedos. En este caso el miedo a la oscuridad.

Deja un comentario