¿Cuándo hay que llevarlos al médico?

En ocasiones te planteas si debes llevar o no a tu hijo al médico cuando coge fiebre o se encuentra mal. Cuando eres novatilla y hace poquito que eres mamá, en seguida te angustias con la idea de que a tu niño le pueda pasar algo por un simple catarro y prefieres llevar a tu retoño al pediatra para que sea éste quien decida la gravedad de la enfermedad. Lo único que te dicen en los casos del resfriado es que si tiene fiebre le des la epiretal o el dalsy y que si tiene moquitos se los vayas quitando con esa especie de aspirador nasal. Al ser tan pequeñines no se les puede recetar nada más fuerte que eso, porque cada medicamento tiene su edad para poder tomarlo y un simple catarro se cura sin problemas si le das esa medicación a sus horas. Digo todo esto porque a veces más vale dejar pasar un par o tres de días dándole la medicación para ver si baja la fiebre en el caso de que la haya en vez de llevarlo a cualquier hospital de urgencias, ya que allí cogen todos los virus que traen los demás niños. Me explico: Cuando mi niña tenía cuatro meses se puso malita, cogió fiebre y vomitaba lo que comía. Me puse nerviosilla porque mi hija comía muy bien y al sentarle mal la comida dejó de comer. La llevé a Urgencias ya que por la noche le subió la fiebre, como es habitual, al llegar al hospital la parte de pediatría estaba hasta los topes, por lo que estuvimos allí horas sin que nos atendieran. Al tocarle el turno a mi hija el doctor me dijo que era una gripe, que siguiera los pasos que os he dicho antes y que si no se le pasaba en tres días volviera. Yo miré a mi niña y pensé que ese médico no tenía razón. No sé nada de medicina, pero al tener un hijo más mayor y conocer perfectamente lo que era un simple catarro no pude evitar llevarle la contraria, ya que desde que llegamos a Urgencias la niña se había puesto peor. El médico accedió a hacerle una analítica porque yo me puse muy pesada y su sorpresa fue cuando al obtener los resultados decidió ingresarla. Por lo visto le habían enganchado un virus y había cogido una bronquitis vírica. Estuvo una semana en el hospital, por supuesto mi pareja y yo no nos separamos de su lado. Me alegré mucho de haberle insistido al médico para que la miraran bien, ya que le hubiera podido pasar algo más grave si me la llego a llevar a casa como él me dijo. La única duda que me quedó y me sigue quedando es si mi hija al llegar al hospital ya tenía ese virus o se lo engancharon estando tanto rato en Urgencias. Supongo que eso no llegaré a saberlo nunca, ya que ni los médicos pueden estar del todo seguros. Una madre tiene que saber cuando hay que llevar a los niños al hospital y no dejarse influenciar por nadie que te pueda dar su consejo. Hay que ser más pausado y saber valorar la situación, ya que los niños lo pasan mal rodeados de gente enferma y de médicos con bata blanca. Un consejo que a mi me ha venido muy bien es el que hay que saber que es normal que los niños tengan fiebre de 38-39 grados durante tres días, hay que controlarles la rigidez del cuerpo cuando tienen fiebre, darles mucho líquido y que tomen la epiretal y el Dalsi, nunca está de más llamar por teléfono al pediatra y éste te dirá si es necesario que lleves a tu hijo a su consulta.

Deja un comentario