Cuando el hambre aprieta…

Estás embarazada y aunque de momento el médico te ha recomendado que sólo coman unas 300 calorías más al día de tu dieta normal, en ocasiones siente que en tu estómago se empieza a formar un ‘agujero negro’.

Tengas antojos o no, ya sea de dulce, de salado, de ácido o de amargo, conviene comer algo para calmar esa sensación y también para paliar las posibles náuseas o malestar que esto puede causar.

Para que estos ‘picoteos’ no nos hagan engordar de mas, hay varios trucos o alimentos que conviene ingerir en caso de urgencia. Aunque la primera norma que recomiendan todos los profesionales es comer menos cantidad en cada comida pero hacerlo en al menos 5 ocasiones.

Entre el almuerzo de media mañana y la hora de comer es uno de los momentos críticos. En esta época comer un par de mandarinas puede ser una solución llena de vitaminas y baja en calorías. 100 gramos de esta fruta nos aporta solamente 44 calorías.

mandarina

Si la situación lo permite, los espárragos son otro buen aliado para picar entre horas. 100 gramos nos aportan solamente 19 calorías y e un excelente diurético para ayudarnos a no retener líquidos.

Un yogur desnatado o una torta integral de maíz también pueden salvarnos de un apuro.

Deja un comentario