Cuando alguien cercano muere

La muerte es algo que hasta a los adultos nos cuesta entender. Cuando alguien cercano a nosotros o inclusive alguna mascota muere, todos nos vemos especialmente afectados y muchas veces no sabemos bien como enfrentar este tema.

Es difícil tratar de explicarle a un niño la muerte, para nosotros mismos dejar de contar con una persona se nos hace extraño. Debemos hablarles con palabras sencillas sin entrar en demasiados detalles y recordar a la persona querida con alegría, evocando los momentos que hemos pasado juntos, lo que hemos aprendido juntos.

Seguramente nos harán muchas preguntas a las que no tenemos respuestas, no está mal decirles que no sabemos todo. Permitir expresar nuestros sentimientos es una forma de que ellos vean también que este tema no los afecta solo a ellos. Tratar de ser fuerte y explicar con un tono tranquilizador será más fácil para todos.

Es normal que las rutinas se vean afectadas con la muerte de algún ser querido, poco a poco iremos recuperándonos y la vida retomará su cause. Como adultos debemos ir componiéndonos y serenándonos para poder transmitirles esa tranquilidad natural.

Deja un comentario