Criar niños y niñas independientes

Si tu bebé todavía no se muestra nervioso o enfadado cuando te separas de él, es posible que muy pronto empiece a sentirse así, porque hacia esta época empieza lo que se conoce como "ansiedad con los extraños". En caso de que ya muestre este comportamiento, piensa que es algo normal, y ten en cuenta que puede ir aumentando en los próximos meses antes de que todo empiece a volver a la normalidad. Para que se sienta mejor, y para establecer las bases de un comportamiento más independiente.

Anima a tu bebé a que explore cosas nuevas. Asegúrate de que su entorno es seguro y de que le proporcionas una amplia oportunidad de comprobar sus límites sin tener que estar riñéndolo a menudo. Además, deja que pase tiempo solo. Eso no significa que lo dejes en cualquier lugar de tu casa sin vigilancia, sino que intentes dejarlo jugando solo en su propio cuarto un ratito, después de asegurarte de que no hay ningún peligro.

Sepárate de él de vez en cuando. Es bueno para tu bebé que dejes que otra persona lo cuide periódicamente. Esto le da una oportunidad de aprender a estar lejos de ti. Pídeles a tus amigos o familiares que lo cuiden un unas horas para que se pueda habituar a que no estés siempre con él.

Dile adiós a tu bebé cuando vayas a dejarlo por unas horas. No salgas sin que se dé cuenta, eso sólo aumentará su ansiedad porque creerá que en cualquier momento puedes desaparecer. En vez de eso, desarrolla una rutina, como darle un besito y decirle adiós con la misma frase siempre: "Mami se va. Vuelvo pronto. Adiós, corazón". Con el tiempo, la rutina de decir adiós le ayudará a entender que regresarás.

Deja un comentario