Crea su propio álbum ‘profesional’

Hoy en día, casi todas las familias tienen una cámara de fotos digital con una calidad aceptable. Con esta herramienta, paciencia y un poco de imaginación, podemos hacer preciosas fotos a nuestros hijos e hijas.

Cuando sacamos fotos a niño y niñas, suele ser de utilidad tener a otra persona cercana a ellos que nos ayude a llamar su atención y a retenerla. Se pondrá detrás de la persona que esté fotografiando y puede ser la pareja, la abuela, el tío…

Si el niño o niña es pequeño, lo podemos sentar en el suelo o en el sofá y rodearle de cojines o almohadas para que se sostenga. Para darle un mejor efecto a la imagen podemos cubrir la superficie donde esté el niño o la niña con telas de un solo color, jugando con las luces y las sombras.

Otra opción es buscar una pared blanca para utilizarla de fondo. Su hay enchufes o interruptores, podemos cubrirlos con algún cojín, juguete u otro elemento decorativo.

Las fotos de bebés desnudos o en pañales siempre quedan bonitas. Ofrécele su juguete favorito o su patito de goma y ¡a disparar fotos!

panal

Suele ser aconsejable ponerse a la altura del bebé para tomar las fotos. Desde el suelo, sentados o incluso tumbados puede ser una buena opción. Dependiendo de la luz, será necesario el flash. Por si acaso, se pueden sacar varias fotos jugando con la luz.

Por último, es necesario que tengamos al niño o la niña de buen humor para la sesión fotográfica. Después de una buena siesta puede ser el momento ideal.

Deja un comentario