Contracciones Braxton Hicks

Este tipo de contracciones se producen en el útero, de forma esporádica, ya desde la sexta semana de embarazo, aunque la mujer no la note. Generalmente, no se suelen notar hasta la mitad de la gestación. Su nombre viene del médico inglés que las describió por primera vez, John Braxton Hicks, en 1872.

Según avanza el embarazo, estas contracciones tienden a aparecer más seguidas, pero hasta las últimas semanas son poco frecuentes, irregulares e indoloras.

Si todavía no has llegado a la semana 37 y tienes 4 o más contracciones a la hora o cualquier otro síntoma de parto prematuro es esencial acudir a la consulta médica de inmediato. Cuando ya falten un par de semanas para le fecha prevista de parto, estas contracciones pueden volverse más intensas y frecuentes y causar alguna molestia. Se diferencian de las primeras contracciones Braxton Hicks, indoloras y esporádicas, en que éstas tienen como finalidad ablandar y afinar el útero para facilitar el parto.

27891W

Para diferenciarlas, debemos saber que, aunque las Braxton Hicks pueden volverse rítmicas, frecuentes e incluso dolorosas, no aumentan de forma constante su duración ni su intensidad no se dan cada vez más cerca una de otra.

Deja un comentario