Consumismo navideño

Se acerca la Navidad y, como año, miles de anuncios de muñecas, coches, juegos y todo lo que se nos ocurra inundan la televisión y las tiendas.

Generalmente, tendemos a gastar mucho dinero en juguetes u objetos que a los dos días están olvidados en el fondo del cuarto del niño o de la niña. Y en tiempos de crisis conviene emplear mejor nuestro dinero.

Seguro que toda la familia quiere regalar algo a nuestros hijos e hijas, lo mismo que nosotros a los sobrinos, sobrinas, nietos o nietas. Lo ideal es que toda la familia se ponga de acuerdo para hacer los regalos.

En primer lugar, la familia se puede repartir entre Navidad y Reyes. Así, los niños y niñas tendrán regalos en las dos fechas. Además, los y las familiares se pueden poner de acuerdo y comprar entre todos un regalo mejor (una bicicleta, una cámara de fotos…), y no varios más pequeños.

Si nuestro hijo o hija es todavía pequeño y no tiene mucha conciencia de las fechas que se acercan, podemos aprovechar para que la familia nos regale algo que necesitemos para el niño o la niña: ropa de invierno, algo para el cole, una trona…Así será un regalo para el niño, pero que a los padres y madres nos resultará muy útil.

Es importante no caer en el consumismo por el consumismo y que el niño o la niña no reciba más juguetes y regalos de los que pueda ‘procesar’. Así, aprenderá a valorar lo que tiene y sabrá que en esta vida no se puede tener todo.

regalos-para-ninos1

Deja un comentario