Consejos para hacer de tu hogar un lugar seguro para tu pequeño

seguridad

Todas queremos que nuestro bebé crezca lo más seguro posible. Pero los pequeños llegan a una edad en que se vuelven curiosos y aventureros. Ya pueden desplazarse por si mismos y todo objeto de tu hogar se convierte en un tesoro invaluable y digno de examinar, aunque desde tus ojos es un peligro potencial. Existen ciertos consejos que puedes seguir para hacer de tu casa un lugar más seguro para tu pequeño Indiana Jones

Debes recorrer todo tu hogar mirando desde la perspectiva y estatura de tu hijo. Analiza todos los potenciales peligros. Así podrás hacerte una idea de los cambios necesarios a realizar. Los niños tienen la tendencia de tocar todo lo que esté a su alcance y una de las cosas que suele estar a baja altura son los enchufes eléctricos. Para evitar accidentes  existen protectores que puedes colocar en cada uno de ellos, evitando así cualquier problema por meter los dedos donde no se debe.

Otro de los lugares que los chicos aman son los anaqueles de la cocina. Por ello es mejor que cambies todos los objetos peligrosos a aquellos lugares que se encuentren más arriba (cuchillos, objetos de vidrio, líquidos de limpieza) y dejes abajo recipientes de plástico y cosas con las que se pueda divertir.

A esa edad tu hijo aún no es el rey del equilibrio, y las caídas son pan de cada día. Debes evitar que se golpee con algún mueble de borde agudo o filoso. Es bueno cubrir los bordes con esponja o mantas. Jamás dejes a su alcance objetos pequeños que pueda tragar y atorarse, eso incluye los juguetes de tu hijo mayor. Si es posible mantén separados sus juguetes.

Esto es muy importante. Nunca consumas líquidos calientes con el niño cerca, ni dejes alguno a su alcance. Las quemaduras son uno de los accidentes más comunes junto con los relacionados con el agua. Jamás dejes a tu hijo sólo en la bañera. Ten siempre a mano los teléfonos de emergencia. Siguiendo estás medidas básicas y con constante supervisión adulta puedes evitar esos accidentes tan comunes en la infancia y ayudarle a desarrollarse sano y feliz.

Deja un comentario