Consejos para dar las medicinas a los niños

Son pocos los chicos que están dispuestos a tomarse su medicina sin oponer algo de lucha y ello se debe a la mal ganada fama de tener un mal sabor, algo que se muestra constantemente en la televisión, especialmente en dibujos animados, donde el personaje queda de color verde luego de tomar el jarabe que le da el médico o la madre.

medicina

Imagen: HealthiNation

La mayoría de las medicinas actuales tienen un sabor agradable como forma de evitar que el niño las rechace, pero aún así son muchos los pequeños que seguirán negándose a tomarla, aún cuando les expliquemos que es por su bien.

Aquí les presentamos algunos consejos que pueden ayudarles a que su niño tome su medicina sin problemas.

Nunca debe forzar al chico a tomar el medicamento, ya que sólo le estamos dando más razones para alimentar su fobia. Son muchos los padres que recurren a la fuerza para que su pequeño trague el jarabe.

Un truco muy utilizado por los padres es mezclar la medicina en la leche o jugo del niño. En el caso de algunos tipos de medicamentos puede servir, pero muchos pierden o disminuyen su acción al combinarse con el PH de otros elementos, por lo que se debe consultar con le médico antes de hacerlo.

Una forma que suele funcionar mejor que intentar que el chico tome de una cuchara o vaso pequeño, es utilizar una jeringa con medida de manera de ir dando poco a poco el jarabe y asegurarse de que estamos usando la cantidad correcta.

De ninguna manera debemos referirnos a cualquier remedio como una golosina, ya que les estamos invitando a tomarlo cuando no lo necesiten y en medidas que pueden resultar peligrosas. Muchos padres intentan convencer a los pequeños que se trata de un dulce.

Podemos dejar que el niño sienta que tiene algo de control por sobre el proceso. Los más pequeños pueden jugar a dársela a un juguete u oso de peluche y los chicos algo más grandes pueden elegir el lugar donde tomarla o intentar hacerlo por si solos como forma de alentarlos.

Lo importante es no asustarlos o hacerles creer que cosas terribles pueden pasar si no la toman, sólo decirles que es importante para estar saludables y al encontrarse sanos pueden salir a jugar y disfrutar con sus amigos, algo que todo niño valora.

Deja un comentario