Consejo para hacer comer a chicos quisquillosos

plate

Hacer comer a un niño caprichoso es una tarea casi titánica que suele terminar con la madre desesperada y el chico gritando con toda su capacidad pulmonar. Si tenemos suerte, el pequeño aceptará comer una cantidad limitada de tipo de comidas, no permitiendo una alimentación completa y sana.

 

Existe un pequeño truco que puede ayudarte a que el chico más quisquilloso pruebe y llegue a aceptar nuevos alimentos sin tener que llegar a negociaciones y sobornos. Es simple y sólo requiere que adquieras un plato infantil que trae varias subdivisiones que permiten separar claramente los alimentos.

 

Debes llenar cada división con un tipo de alimento diferente, proponiéndole probar sólo un bocado de cada uno antes de llegar al sagrado y esperado postre. Cada una de las comidas que incluyas en el plato deben ser lo más puras posibles (no mezcles alimentos entre si.) Cada día varía un poco las comidas que pongas en el plato, manteniendo siempre alguna que el chico ya haya aceptado.

 

Poco a poco verás que tu hijo estará abierto a una alimentación más completa con beneficios para su salud. No es necesario que consuma todo lo que está en el plato, con sólo unos bocados de cada división ya lograrás el éxito.

Deja un comentario