Con el frío, ¡refuerza sus defensas!

Ya es época escolar y ya se sabe que, cuando el niño comienza el cole y se acerca el frío, nuestros hijos e hijas pueden enfermar con facilidad.

Aunque parezca mentira, una buena manera de mejorar su sistema inmune son las caricias. Para un niño o niña, sentirse amado, protegido y vivir en un ambiente feliz y tranquilo es su mejor escudo.

Reír y llorar también es una terapia inmejorable. Las lágrimas contienen, como la leche materna, una enzima (Lisozima) que defiende el organismo del bebé contra los ataques de varios microorganismos.

Y por supuesto, una buena alimentación, repleta de vitaminas y minerales hará que nuestros hijos e hijas estén sanos y fuertes durante todo el invierno. Beber agua para mantener las mucosas hidratadas también ayuda a una buena salud.

Y por último, vamos a señalar algunos aspectos que debilitan su sistema inmunitario y que debemos evitar. En primer lugar el uso inadecuado de fármacos. No olvidemos que siempre los debemos administrar bajo supervisión médica. El humo del tabaco también afecta a sus defensas, por lo que debemos evitar ambientes poco saludables y llenos de humo. El estrés de los padres, su mal humor, discusiones y problemas recibe las malas vibraciones y se siente negativo y desprotegido. La contaminación resulta perjudicial para sus vías respiratorias por lo que hay que evitar que el bebé pasee por zonas de mucho tráfico o ruido. Por último, debemos evitar una dieta repleta de grasas saturadas y de azúcar porque sobrecargan su organismo e impiden su óptimo funcionamiento.

Deja un comentario