Como serán cuando crezcan?

Os habéis llegado a imaginar algún día lo que llegarán a ser vuestros hijos el día de mañana? A mi me gusta fantasear con que serán dos personas maravillosas con un carácter abierto y que tendrán todo lo que se propongan. Me da miedo cuando veo cuanta competencia llega a haber en el mundo, ya que cuando crees ser buena en algo te das cuenta de que en ese aspecto hay miles de personas que van por delante de ti, y eso puede llegar a ser un problema para la gente ambiciosa y que no sabe ver más allá de sus narices. Sé de sobras que en esta vida hay que estar preparado para que te den una de cal y una de arena. Me encantaría que cuando mis hijos fueran mayores se dieran cuenta de que hay que sortear muchos obstáculos para llegar a una meta determinada, pero que fueran dos personas luchadoras y concientes de que pueden llegar hasta donde ellos quieran.

 

A veces me da miedo pensar que no voy a saber transmitirles esos valores que hacen que el día de mañana lleguen a ser dos personas fabulosas. Intento acertar en que palabras y actitudes hay que irles inculcando día a día para que despierten en ellos esos sentimientos de lucha y pasión por todo lo que hagan, la verdad es que me encantaría que escogieran un camino en la vida que les llegue a hacer felices. Esa es la meta de cualquier madre, saber que tus tesoros son personas felices. Verles sonreir ahora me llena de satisfacción, cuando juegan y se divierten haciendo cosas en casa con mi pareja y conmigo me llenan el alma. Cuando siendo tan pequeños como son , con 6 y 3 años, les escuchas  hablar entre ellos y te das cuenta de que lo que tu les enseñas lo ponen en práctica con las situaciones que les van pasando en el día a día. Cuando hacen que te tiemble el corazón al decirte:- TE QUIERO MAMI, eso es lo más increíble del mundo.

 

Espero ser lo que realmente esperan que sea para ellos y que nunca llegue una situación tan fuerte que pueda llegar a sobrepasarnos. Quiero transmitirles todo lo que a mi me hace feliz.

Deja un comentario