Cómo prepararnos para un embarazo

Todas queremos estar en óptimas condiciones para el momento en que nos transformemos en el hogar y cobijo de nuestro bebé en desarrollo. Existen ciertas recomendaciones médicas diseñadas para que la mujer se prepare lo mejor posible para aquellos especiales nueve meses en los que llevará dentro de sí la responsabilidad una nueva vida por nacer.

 

No sólo el aspecto exterior de la mujer cambia durante la gestación. Sus hormonas, su mente, todo gira en 180 grados. Primero que nada, es importante la preparación emocional. Los padres deben estar dispuestos a ceder gran parte de sus espacios y vidas a su hijo y entender de que se trata de un compromiso de por vida. En esto, el apoyo de la pareja es vital, ya que se trata de un compromiso de a dos. Si la mujer decide afrontar la maternidad sola, debe tener en claro qué es lo que le espera, y qué sacrificios deberá hacer. El tema económico no deja de ser relevante, ya que un recién nacido trae bastantes gastos que se irán sumando a través de los años.

 

En lo corporal, el encontrarse en un peso óptimo es recomendado. Si no es así, se debe seguir una dieta balanceada con apoyo profesional. La práctica de ejercicios y un buen estado físico también son fundamentales, ya que el embarazo es de por sí, bastante demandante para el cuerpo. Esto quizá te resulte un poco difícil, pero si consumes alcohol, cigarrillos o alguna droga, debes dejarla de inmediato, pues son altamente perjudiciales para el desarrollo del bebé.

 

También es de suma importancia que informes a tu médico acerca de cualquier medicamento que estés ingiriendo o alguna enfermedad crónica que padezcas, ya que algunos que contraponen con el embarazo. Muchas veces los profesionales puedes indicarte alternativas durante el embarazo.

 

Pero lo vital son las ganas, y ese instinto maternal que nos brota cada vez que vemos a un bebé en la calle y pensamos, ¿Cómo sería con uno propio? Al final, cualquier sacrificio que hagamos será recompensado por el único amor que no pide nada a cambio y es infinito, el amor entre una madre y su hijo.

Deja un comentario