Como ayudar a nuestros hijos adolescentes para preparar un examen

teenscene Si bien al año escolar recién empezó, los adolescentes, sobretodo quienes están en sus últimos años de secundaria, se preparan para rendir una serie de exámenes no sólo en el colegio, sino que también para ser aceptados en programa o universidades.

El estudiar para ellos es tedioso y muchas veces genera en los jóvenes fuertes niveles de estrés, por lo que contar con hábitos de estudios y técnicas para enfrentarlos los ayudará a sobrepasar esta complicada etapa.

Como padres quizás no podamos ayudarles con las materias, pero bien tenemos la posibilidad de entregarles una serie de consejos que les permitirán afrontar de mejor forma el estudio y finalmente el rendimiento de los exámenes.

  • La parte de casa donde los chicos estudien debe estar libre de ruidos y distracciones. Lo ideal es que lo hagan en una habitación con suficiente luz natural, ventilación y al oscurecer, lámparas con luces tenues
  • El estudiar largas horas durante el día les juega en contra, ya que sólo terminan más cansados. Lo ideal es que duerman ocho horas y repartan el estudio durante el día
  • Por cada una hora de estudio el chico debe tomarse al menos 10 minutos de descanso, haciendo una actividad tranquila o algo de ejercicio físico
  • Es importante preparar el examen con antelación, ya que el dedicarse a un estudio concentrado días u horas antes de la prueba les jugará en contra. Lo mejor es no estudiar más de tres o cuatro horas diariamente, organizadas a lo menos en dos jornadas separadas
  • Antes de sentarse en la mesa con los libros, propón a tu hijo que apague su teléfono celular y desconecta aquellos aparatos que se encuentren en la habitación, ya que no harán más que distraerlo
  • No lo interrumpas. Por más que necesites preguntarle algo o asignarle tareas hogareñas, el tiempo de estudio debe ser lo más fluido posible. No te hará daño repartir por unos días o semanas sus labores entre tus otros hijos o subir tu carga y la de tu pareja
  • En los días anteriores del examen, prefiere darle a tu hijo una alimentación liviana. El día del examen es importante que tome un buen desayuno y lleve consigo meriendas para los periodos intermedios.

Imagen: City of the Henderson Kids

Deja un comentario