Comer mariscos ayudaría a evitar la depresión durante el embarazo

Por más que estemos contentas por la inminente llegada de nuestro hijo al mundo, el embarazo es una montaña rusa de emociones, donde gracias a las fluctuaciones hormonales podemos sentirnos a veces tristes o deprimidas.

Para evitar esos problemas no sería necesaria la ayuda de píldoras, sino que una alimentación mariscosque incluya mariscos, de acuerdo a un estudio realizado por la Universidad de Bristol en Inglaterra.

En la investigación, donde participaron casi 10.000 mujeres en periodo de gestación, se descubrió que aquellas que consumieron mariscos al menos 3 veces a la semana, se sentían más felices y contentas al llegar a la semana 32 del embarazo.

El responsable del buen animo no era el rico sabor de machas, ostras, almejas y otros mariscos, sino que la alta concentración del acido graso Omega 3 que contienen, junto a las vitaminas y yodo también presentes en este tipo de alimentos.

Los científicos afirman que las mujeres que consuman la cantidad ya indicada de mariscos en su dieta semanal, tenían un 50% menos de probabilidades de sufrir depresiones. Eso si, antes de modificar la dieta que nos indico el obstetra, debemos consultarle, ya que algunos mariscos y pescados contienen mercurio, elemento que puede ser perjudicial en ciertos casos.

Imagen: Go South America

Deja un comentario