Colesterol en niños y niñas

La falta de ejercicio y el consumo excesivo de grasas son los principales responsables de las altas tasas de colesterol, cada vez más frecuentes entre los niños españoles. Para evitar que se conviertan en adultos con problemas cardiovasculares, es imprescindible corregir sus hábitos alimenticios en edades tempranas.

Un 31% de los niños tiene sobrepeso y entre un 20 y un 27% supera los 200 mg/dl de colesterol, según un estudio que acaba de presentar la Fundación Española del Corazón sobre los hábitos alimenticios de los niños españoles.

Se trata de una substancia grasa, necesaria en pequeñas cantidades para el adecuado funcionamiento de nuestro organismo. Circula a través de la sangre, forma parte de las células y sirve como combustible para los procesos metabólicos.
El problema se presenta cuando hay demasiado, porque tiende a depositarse en las arterias y puede llegar a obstruirlas, provocando un infarto de miocardio u otro tipo de accidente cerebrovascular.
Colesterol “malo” o LDL (Lipoproteínas de Baja Densidad): la tasa saludable se sitúa entre los 140 y los 200 miligramos por decílitro de sangre (mg/dl).
Colesterol “bueno” o HDL (Lipoproteínas de Alta Densidad): es mejor tener tasas elevadas, superiores a 40 mg/dl. Si son inferiores puede ser perjudicial para la salud.

Los niños y niñas con colesterol elevado corren mucho más riesgo de llegar a la edad adulta con problemas cardiovasculares, debido a los depósitos de grasa que se van acumulando en las arterias. Según los especialistas, es necesario corregir sus hábitos alimenticios en edades tempranas.

Deja un comentario