Cáncer de mama y embarazo

Ambos términos van juntos tanto cuando se diagnostica durante el embarazo y también durante el primer año postparto. En cualquier caso, su diagnóstico durante el embarazo no es habitual, ya que tiene una frecuencia de 1 entre 6000 casos.

Actualmente, si que existe un incremento de los casos de cáncer de mama durante el embarazo como consecuencia de retrasar cada vez más la edad de la concepción. A partir de los 40 años algunos procesos malignos inician un ascenso.

El mayor problema que sucede en los casos de cáncer durante el embarazo es el retraso del diagnóstico, ya que los cambios anatómicos y funcionales de la mama lo dificultan. Una vez detectado, su estadio es más avanzado. El retraso real en el diagnóstico es de 5 a 15 meses.

Por eso, son necesarias las exploraciones mamarias en el seguimiento del embarazo y recomendar a las mujeres mayores de 40 años que planeen durante su gestación una mamografía.

untitled

Una vez detectado el cáncer, el tratamiento a seguir es igual que con el resto de personas. Aún así, la quimioterapia no se recomienda durante el primer trimestre y durante el resto, se puede utilizar con bajo riesgo.

La radioterapia está contraindicada durante toda la gestación, así que cada mujer debe calibrar el riesgo fetal con el su riesgo personal e intentar mantener el equilibrio.

El pronóstico fetal no se ve afectado de forma directa por el cáncer de mama, aunque indirectamente influye en el deterioro materno debido a la enfermedad. A no ser que la mujer sea tratada con quimioterapia , no es necesario suspender la lactancia materna.

www.mondomedico.com

Deja un comentario