Cómo prepararse para enviar a nuestro niño con alergia al maní a la escuela

Cada vez son más comunes las alergias alimentarias en los niños, estando el maní entre las más comunes,  siendo una materia en que los padres deben armarse de conocimientos de manera de evitar que los chicos sufran complicadas reacciones al verse expuestos a dicho alimento.

abc_kid_peanut_070725_mn Pero qué pasa cuando nuestro chico llega a la edad escolar y tiene que enfrentarse sólo a un mundo donde sin querer puede entrar en contacto con la comida que le provoca su alergia. Lo mejor es prepararse, y ello no sólo responde a un trabajo por parte de padres y niños, sino que también que integre a maestros y personal de la escuela.

Si el niño es alérgico al maní y nueces, profesores, administradores y la enfermera de la escuela, deben no sólo saber acerca de la alergia de nuestro hijo, sino que también estar preparados para afrontar la crisis en caso de ingesta accidental de alimentos con maní.

Lo mejor es indicar a todo el personal que nuestro niño sólo va a ingerir comidas que vengan desde casa y en el caso de que se haga una celebración en la escuela, los maestros tengan una serie de dulces y golosinas que nuestro niño si puede consumir a mano.

También es vital que no se permita el intercambio de almuerzos o meriendas, ya que sin saberlo y por jugar con sus amigos, el pequeño puede encontrarse con un alimento peligroso.

La enfermera debe disponer en su oficina, de los medicamentos para dar una primera atención al niño, incluyendo inyecciones de epinefrina en los casos más complicados, sabiendo reconocer los síntomas de una reacción anafiláctica.

Trabajando en conjunto, podremos ayudar a que nuestro pequeño se mantenga saludable y a salvo en la nueva etapa que empieza, sabiendo que los cuidados que con tanto trabajo le damos en casa, serán respetados y cumplidos en cualquier establecimiento que vaya.

Imagen: ABC News

Deja un comentario