Cómo medir la fiebre

La temperatura de los niños y niñas varía según la edad, hora del día, actividad física y temperatura ambiental. Se considera normal hasta  los 37,2°C en los bebes y 36, 8°C en los mas grandes, medidos a nivel axilar, bucal o timpánico.

En los niños y niñas pequeños resultará preferible utilizar un termómetro axilar y en los mayorcitos se puede medir la temperatura utilizando un termómetro bucal.

Los termómetros digitales resultan más prácticos, rápidos y fáciles de leer. Los termómetros timpánicos son costosos y poco precisos, por lo que los pediatras cada vez los aconsejamos menos.
Los bebes y los niños pueden estar enfermos con una temperatura normal o por debajo de lo normal y algunos niños pueden tener hipertermia leve sin estar enfermos.

Cuando la temperatura asciende hasta 37,8 grados hablamos de febrícula y cuando la supera hablamos de fiebre. Son numerosas las causas que la pueden producir: infecciones virales, bacterianas, parasitarias o micóticas, enfermedades inmunológicas, tumorales y otras.

A pesar de causar malestar, la fiebre no constituye una enfermedad, por el contrario, solo representa un molesto síntoma que corresponde a una reacción corporal ante algún estímulo, por medio de la cual el cuerpo eleva su temperatura, logrando de ésta manera atemperar las consecuencias que dicho estímulo pudiera ocasionar en el organismo.

Deja un comentario