Cómo hacer que colaboren en casa

Un niño o niña que recoge su habitación y colabora en las tareas domésticas, que ayuda a sus amistades cuando lo necesitan, que comparte las cosas con los demás no es que sea el hijo o la hija perfecta, sino que desde bien temprano, se les ha transmitido la importancia de ayudar a los demás.

No es tarea fácil pero si empezamos a educarles desde el principio podremos obtener resultados satisfactorios.

Es importante permitir que nos ayuden en casa, reconocer sus esfuerzos por hacer las cosas (aunque luego tengamos que rehacerlas) y adjudicarles pequeños trabajos que sean de su responsabilidad. Tanto a niños como a niñas.

Si desde bien pequeños conseguimos que nuestros hijos e hijas colaboren en las tareas domésticas, crecerán con la idea de que colaborar forma parte de las rutinas habituales y, más adelante, las asumirá como naturales y las aplicará a otros ámbitos de su vida. También es importante que vean que en casa colaboran tanto el padre como la madre.

Algunos padres y madres no permiten que sus hijos e hijas les ayuden a poner la mesa porque tienen miedo de que rompan un plato, se les caiga algo o coloquen todo en el lugar equivocado. Esto es un grave error. Si les ponemos trabas, perderán confianza en sí mismos y no sentirán ningún interés por los trabajos en casa.

Es importante también encomendarles tareas adecuadas para cada edad.                                                                                                        

Deja un comentario