Cómo hablar con nuestros hijos sobre las drogas

Están en todos lados, y por más que escojamos una buena escuela y un barrio seguro, todos los niños serán tentados en un momento u otro a probar drogas ilícitas, que pueden provocar adicciones inmediatas e incluso daños irreversibles a su salud.drogas

No basta con decirles que digan NO a la droga, sino que explicarles que son, lo que provocan y sus consecuencias. Un niño o adolescente informado (no aterrorizado,) y con la confianza para  discutir dichos temas con sus padres, tendrá muchísimas menos posibilidades de caer en ellas.

Primero que nada tenemos que informarnos. Las drogas no se presentan a los chicos con el nombre formal con las que les conocemos. Marihuana, cocaína, éxtasis, acido, etc., tienen “apodos,” muchas veces más utilizados que el título formal, por lo que al hablar de ellas con los chicos, cuidemos que sepan a que nos estamos dirigiendo.

No sacamos nada con sólo hablar de los terribles efectos negativos de la droga, Expliquémosles porque la gente las usa, el efecto extraño que provoca en el cuerpo y mente, que muchos pueden confundir con placer, pero que en realidad es daño. Si el chico no tiene curiosidad sobre lo placentero que sus amigos describen, podrá decir que NO sabiendo que no se trata de algo verdadero.

Consecuencias: Niños, adolescente, e incluso muchos padres, tienden a desestimar las consecuencias de algunas drogas como la marihuana, pero el hecho es que científicamente se ha probado que toda droga es adictiva y dañina para el organismo.

La clave para prevenir el consumo de estupefacientes en niños y adolescentes, no es enviarlos a un programa que entregue la escuela, sino que comunicarnos directamente con ello, invitándoles a que nos indiquen sus dudas y asegurando que pueden acudir a nosotros sin ser juzgados o castigados.

Imagen: Teens Talk Truth

Deja un comentario