Cómo enfrentar el miedo a la muerte en la infancia

Los pequeños de hoy ya no temen a monstruos en su closet, en fantasmas o brujas, sino que tienen preocupaciones altamente angustiantes que se refieren a tragedias de la vida real. El miedo a la muerte es el principal temor, y no se refiere sólo a su propia mortalidad, sino que también a la de su familia y amigos.

muerte Éste tipo de miedos tiene a comenzar alrededor de los siete años y la mejor manera de enfrentarlo en con la verdad. Aquí no entra introducir elementos fantasiosos o respuestas vagas con metáforas difíciles de comprender. Obviamente cada respuesta va de la mano de la edad y madurez del niño, pero nunca debemos negarles la verdad.

Morir no es irse a un lugar mejor o ya no estar con el resto, sino que es terminar de vivir. Según la religiosidad que se profese, podemos explicar la vida después de la muerte y el concepto del cielo. Nunca mencionemos que la gente mala se va al infierno, ya que para ellos el concepto de malo va dentro de algunas conductas cotidianas y podemos crearles el temor de irse al infierno.

No se debe negarles la verdad sobre su propia mortalidad, no sólo se muere la gente muy vieja. Eso si, debemos hacerles sentir seguros de que como adultos nos dedicamos a cuidarles y protegerles para que lleguen a viejitos y estén sanos.

Al enfrentar la muerte de alguna persona cercana o querida, es importante que el chico pase por el proceso. Quizá, y según su edad o madurez, el chico puede ir al funeral y conocer el cementerio. El concepto del alma también debe ser explicado, entendiendo que esa persona no se fue para siempre, sino que vive en todos porque lo amamos y él o ella también nos amaban mucho.

Imagen: Ahora News

Deja un comentario