Cómo cuidar las encías de tu bebé

Aún cuando no tienen dientes, los bebés se alimentan oralmente, lo que significa que la leche y las primeras comidas coladas tienen contacto con las diferentes zonas de la boca, pero ante la ausencia de dentadura pocas madres piensan en su higiene.

diente-245x300 Si bien no hay dientes, si están las encías y desde los primeros días de vida debemos preocuparnos de mantenerlas limpias, evitando infecciones que provoquen problemas antes de la llegada de la dentición.

Limpiar las encías del bebé no es complicado, pero necesita hacerse con delicadeza. Utiliza un toalla o paño suave mojado con agua tibia y pásalo por sobre la superficie de las encías de forma suave. También existen unos pequeños cobertores para nuestros dedos que podemos usar para dicha función. Nunca utilices pasta dental, aún cuando sea una hecha para niños.

A medida que el pequeñito va creciendo y comienzan a asomarse los primeros dientes, puedes reemplazar el paño por un cepillo infantil de cerdas ultra suaves, en un proceso similar al anterior. Te recordamos que las cremas dentales siguen estando desaconsejadas.

Lo ideal es no dejar que el bebé pase la noche con las encías sin limpiar, ya que al dejar comida dentro de ellas por un periodo de tiempo largo, se facilita la aparición y accionar de bacterias.

Es necesario limpiar las encías del bebé dos veces por día, asegurando que lleguen en excelente estado al momento de la dentición, dándoles una base firme y sana a esos primeros dientes.

Imagen: Cuidado Infantil

Deja un comentario