Cómo ayudar a los niños con sus problemas de pronunciación

Cuando recién comienzan a hablar, nuestros chicos mezclan algunas palabras con un balbuceo inentendible que va mejorando a medida que va practicando, por lo que es absolutamente normal que durante los primeros años tenga alguna dificultad de pronunciación, sobretodo con consonantes.

 ToddlerComo padres, no es bueno corregirles explicándoles que cometieron un error, sino que se puede ayudarles a través de juegos que permitirán al pequeño practicar su pronunciación, sin sentirse presionado o con la idea de fracaso.

Las pequeñas poesías y rimas son muy útiles. Debemos comenzar con algunas que no tengan más de un par de líneas para luego ir avanzando. Cada padre debe adaptar las rimas o poemas a las palabras o consonantes con las que su niño se ve complicado. Si es la M, podemos partir con “Mi mamá me ama,” y después ir agregando, “Mi mamá me ama y amasa la masa,” y así con otras consonantes.

Una vez que el pequeño domina la letra, llega la hora de combinar dos. Normalmente los niños se complican cuando la r o la l son la segunda letra. Por ejemplo, “Pedro prepara un plato,” o “Cris fue a clases.”

Puede ser más estimulante para el pequeño, crear las rimas con situaciones a las que él se ve sometido en el día a día y usar a personas que conozca. Mamá, papá, hermanos, tíos y amigos, ayudarán a sentir que se trata de un juego y conversación. Con estas pequeñas acciones, permitiremos a nuestros hijos practicar su lenguaje, evitando que lleguen a la edad escolar con problemas que pueden requerir de ayuda profesional.

Imagen: Voa News

Deja un comentario