Clases de juegos

A la hora de clasificar los juegos de los niños, hay muchas formas de hacerlo, así que en este artículo os hablaremos sobre los juegos de exterior y los juegos de interior, aunque muchos de ellos pueden realizarse indistintamente en interior o exterior, dependiendo de la edad de los propios niños (no vayamos a generar un accidente por jugar fuera con niños demasiado pequeños).

Los juegos de exterior proporcionan al niño la capacidad de desarrollar su aparato motor, es decir, puede correr, perseguir a otro, esconderse, montar en triciclo, subirse en los columpios o en elementos destinados para la diversión de los niños, tirarse por el tobogán, montar en los balancines,… En esta clasificación podríamos citar juegos de pelotas, de lanzar discos, tirar de la cuerda o saltar a la comba… También entrarían los juegos donde se utilizaran areneros o estanques de agua.

Por otro lado, los juegos de interior están más centrados en realizar el juego sentado, o en un espacio reducido que no suponga tener que moverse demasiado: pueden ser juegos de mesa, de razonamiento, de imitación (mamás y papás), puzzles,…

A veces los niños se divierten más con un tipo de juegos que con otro, todo depende de la forma de ser del niño ya que si es tímido y retraído, los espacios abiertos no le gustarán mucho y tenderá más a quedarse en un único sitio que a pasear por todo el recinto, mientras que a quien no le gusten los espacios pequeños estará deseando salir al patio a jugar.

Deja un comentario