Ácido fólico, también para los padres

A la hora de planificar un embarazo los expertos recomiendan tomar ácido fólico al menos tres meses antes de que se produzca la gestación. Hasta ahora esta recomendación se dirigía principalmente a la futura madre.

Un nuevo trabajo, publicado recientemente en el Journal of Medical Genetics -realizado por María Luisa Martínez Frías, directora del Centro de Investigación sobre Anomalías Congénitas (CIAC), que pertenece al Instituto de Salud Carlos III-, señala que esta vitamina del grupo B, que ayuda a prevenir malformaciones en el feto, también es necesaria para los hombres que desean ser padres. 

La autora del trabajo analiza las causas por las que se producen las malformaciones congénitas. En su estudio se centra en los mecanismos epigenéticos. Se trata de un vía independiente a la genética convencional por la que un hombre o una mujer pueden transmitir enfermedades o hábitos de comportamiento al bebé. Estos mecanismos intervienen en etapas tempranas del desarrollo embrionario y neonatal, e incluso en la formación de los gametos. Algunas sustancias pueden alterar estos mecanismos y producir defectos congénitos. 

Esta razón hace necesario que además de que los padres tomen ácido fólico antes del embarazo, abandonen otros hábitos que pueden perjudicar el desarrollo de la gestación como son el alcohol, el tabaco o la exposición a ciertas sustancias. No hay que olvidar que cualquier producto tóxico o químico puede pasar al líquido seminal, que puede causar daños en el material genético, y que la biología del bebé depende en un 50% de la mujer, y en un 50% del hombre.  

imagen: http://www.juntadeandalucia.com

Deja un comentario