Celos entre hermanos

Tu hijo o hija mayor está pasando por un montón de sentimientos contradictorios con la llegada de su nuevo hermanito o hermanita. Por otro lado, el padre y la madre también están un poco preocupados por cómo llevarán la situación.

Cada niño es un mundo y no hay una regla general para llevar esta situación, pero algo que funciona es hacerles partícipes de todo el proceso, desde el embarazo. Nuestros hijos e hijas deben estar el tanto de lo que le sucede a su madre y deben ir haciendo se a la idea de lo que supondrá la llegada del bebé.

Tras el parto y con el bebé en casa la cosa se puede complicar. Paciencia, comprensión, atención y mucho cariño son las claves. Además, el hijo o hija mayor tiene que seguir participando del bebé. Puede ayudarnos con el baño, a darle el biberón, a ponerle el babero…Que el sentimiento de protección del bebé vaya surgiendo en ellos.

Una vez que ambos sean más mayores y como dice el dicho, ‘las comparaciones son odiosas’. Nunca hay que comparar a dos hermanos porque la rivalidad puede crecer entre ellos. Debemos fomentar su individualidad y premiarles o castigarles por su comportamiento. También, debemos tratarle a cada uno según su personalidad y sus características.

celos

Deja un comentario