Carta de intención

Es un documento preparado por los padres para otro familiar o curador y que describe la historia del individuo con discapacidad, su estado actual, y los deseos de la familia para su futuro. Este documento debe actualizarse y se debe tener a mano en caso de que los padres se enfermen o fallezcan.

La carta de intención no es un documento legal sino que orientará  a la familia y al juez hacia los deseos de los padres con respecto al mejor plan para su hijo o hija con discapacidad. Servirá  como base para la redacción del fideicomiso y el testamento ya que contiene la descripción de la historia de la discapacidad, y los deseos y esperanzas acerca del futuro del hijo/a.

Además permite que quien se haga cargo del cuidado del individuo discapacitado sepa como ayudarlos. Es por eso que se sugiere se detalle los gustos y preferencias, los talentos y fortalezas y cualquier problema específico, ya sea de salud o emocional.

Una vez completada la carta de intención es importante que se informe a la familia de su existencia y dónde se  la puede encontrar. Tambien es importante que la revisen  en forma periódica haciendo los cambios necesarios.

Deja un comentario