Características del recién nacido

Cuando un bebé nace, todo su cuerpo está como "encogido" y su tamaño no es, ni mucho menos, el mismo que el que tendrá una semana después.

Repasando cada una de las partes del bebé recien nacido tenemos, como término medio, lo siguiente:

- Cabeza: El perímetro craneal es de 35 cm. en los niños y de 34’5 cm. en las niñas.  Los huesos del cráneo están separados entre sí por bandas de tejido conjuntivo o suturas. En los puntos donde se juntan estas suturas se observan áreas más anchas de tejido membranoso denominadas fontanelas. Por eso nos dicen siempre que tengamos cuidado con la cabeza, porque esa parte está abierta y es donde puede tener mayores complicaciones.

- Tronco: El perímetro torácico es de 32,5 cm. en los niños y 32 cm. en las niñas; como puede observarse, es un poco inferior que el perímetro craneal. La columna irá adaptándose poco a poco al niño conforme éste se vaya moviendo.

- Extremidades. Las extremidades superiores tienen la cuarta parte de la longitud que alcanzarán en la edad adulta y las extremidades inferiores son la quinta parte de la longitud de las del adulto.

- Aparato digestivo. Desde el nacimiento el aparato digestivo es uno de los órganos que ya funciona para, así, poder procesar la leche que toma. El estómago tiene una capacidad de  entre 20 y 90 centímetros cúbicos al nacer mientras que el intestino mide unos 4 metros de largo.

- Aparato urinario. Al nacer el niño tiene prácticamente desarrollado el riñón.

- Aparato respiratorio. La frecuencia respiratoria en los primeros años de los niños es de 40 veces por minuto mientras que su resistencia sin respirar es de 7 minutos.

- Aparato circulatorio. Al nacer, la frecuencia cardiaca es de 140 pulsaciones por minuto.

- Ritmos de sueño. Salvo cuando tienen hambre o están mojados o se han hecho caca, el niño pasa prácticamente todo el día durmiendo.

Deja un comentario