Caprichos a la hora de vestirse

Hay algunas etapas en la niñez que los pequeños se obsesionan con alguna prenda de vestir en particular, o con algún color, o con algún personaje. Muchas veces nos cruzamos por la calle, o inclusive en el cole, niños que con trajes de superhéroes y madres con caras de disgustos.

Esta situación es algo normal, el disfraz para los chicos es otra forma de juego y no tiene por qué preocuparnos. Ahora si lo único que quieren es estar disfrazados o vestidos solo de un color, tenemos que actuar para quitarles esta manía que si no la frenamos a tiempo puede durar meses.

Muchas veces se les ofrece a los niños algunas opciones para que elijan la ropa, si ves que tu niño esta obsesionado con alguna en particular, no le des opciones, prepárale la ropa y si pregunta por su preferida le dices que la has puesto a lavar. No es que sea un castigo, pero si no frenamos esto se termina convirtiendo en un capricho y una pelea constante a diario a la hora de vestirse.

Premiarlos cuando se visten sin ofrecer resistencia también es una forma de ayudarlos a cambiar de actitud frente a la ropa. Enséñale como tú te vistes con distintas prendas y lo divertido que es cambiar y verse en el espejo con ropa variada.

Deja un comentario