Bebés seguros para viajes en coche

 

sillaauto

 

Sabían que tomando las medidas de seguridad adecuada podemos disminuir en un 90% las posibilidades que nuestro bebé o niño pequeño sufra daños en un choque. A todas nos gustan los paseos familiares. No hay nada más lindo que llevar a nuestros hijos a distintos lugares para que descubran cosas nuevas, conozcan gente o tan sólo se diviertan. Pero sabemos que hoy en día mucha gente conduce como maníacos y aunque manejemos a la defensiva, las posibilidades de un accidente siempre están. Pero existen maneras de evitar que nuestros hijos sufran alguna herida.

Sillas especiales; los bebés y niños de menos de 36 kilos deben viajar en asientos especialmente diseñados para protegerlos. Estos, varían según el peso del pequeño. Lo que también cambia es la orientación de la silla. Los menores de un año deben llevar la silla mirando hacia atrás. Luego de pasada esa edad pueden ir mirando hacia delante. Para niños mayores existe una especie de butacas que los harán viajar más cómodos.

Nunca utilices una silla usada, ya que no sabes si tuvo algún golpe o trauma. Si tienes algún accidente, aunque nada le haya ocurrido al niño, debes cambiar la silla por una nueva. Bajo ningún motivo coloques la silla en el asiento de adelante. Es importante que el asiento trasero no cuente con bolsas de aire que puedan ahogar al pequeño.

Muchos padres tienden a poner al niño en su regazo mientras conducen, alegando de qué se trata de un tramo corto. Ese tipo de pensamiento puede llevar a que en caso de accidentes aprisiones al pequeño entre tu cuerpo y el volante.

Las distintas sillas están diseñadas para distintos tamaños y pesos, asegúrate de tener la adecuada. Si tienes dudas acerca de su instalación, dirígete a la tienda o al fabricante, ellos te explicaran como hacerlo, ya que una silla mal instalada es un peligro. Listo, ya tienes todo arreglado para un agradable paseo con tus pequeños.

Deja un comentario