Bebés con síndrome de Down

El síndrome de Down es una anomalía cromosómica que tiene lugar en 1,3 de cada 1.000 nacimientos. Sin embargo, es más común en niños y niñas de madres que tienen más de 35 años de edad al dar a luz. Por alguna razón que se desconoce, un error en el desarrollo de las células hace que se produzcan 47 cromosomas en lugar de los 46 habituales, y este material genético adicional cambia ligeramente el desarrollo metódico del cuerpo y el cerebro. Se calcula que en España, el número de personas con síndrome de Down asciende a 250.000.

Los bebés con este trastorno tienen más similitudes que diferencias si se los compara con otros niños y niñas en su etapa de desarrollo. Y a medida que crecen, existe una gran diversidad entre ellos en cuanto a personalidad, estilos de aprendizaje, inteligencia, aspecto, humor, compasión, simpatía y actitud.

Los niños y niñas con esta anomalía necesitan los mismos cuidados, la misma atención y la misma integración a la vida comunitaria que el resto de menores. Al igual que ocurre con todos los niños y niñas, es importante ofrecerle a tu hijo con síndrome de Down una buena educación en el centro preescolar y en las escuelas de tu Comunidad, así como en tu casa, para garantizarle las oportunidades que necesita para desarrollar habilidades académicas sólidas.

Deja un comentario