Bebes con colico: Masaje especial

Algunas veces cuando tenemos un bebé, los cólicos es algo frecuente y algo doloroso para los pobres que nos hace ponernos furiosos y tristes porque sabemos que le está doliendo a nuestro hijo pero no podemos hacer nada.

Un masaje especial para ayudar a mitigar el dolor es el siguiente.

- Masajeamos el abdomen del bebé (debajo de las costillas) con una presión suave.

- Colocamos las manos sobre el vientre intentando que el bebé se relaje porque, normalmente, si está con un cólico, el sentir las manos en esa zona lo pondrá nervioso.

- Empezamos a mover las manos como si estuviéramos haciendo un hueco en la arena amoldándonos al vientre del bebé y haciéndolo durante dos o tres minutos, pero lentamente y sin presionar demasiado.

- A continuación doblamos las piernas del bebé y presionamos un poco hacía el vientre. Lo tenemos así unos segundos y relajamos.

- Ahora toca llevar las manos en círculos como si fuera un reloj, como si quisiéramos enfocar todo el dolor en ese círculo y, después, echarlo fuera, que será hacía abajo, hacia las rodillas.

Este masaje aliviará un poco el dolor del niño a la vez que nosotros habremos creado un vínculo especial con él. La mayoría de los cólicos suelen calmarse cuando nos masajeamos el vientre por lo que, hacerlo en el bebé, también debería surtir efecto.

Además, también se estimulará el sistema intestinal favoreciendo la expulsión de gases y evitando el estreñimiento, algo común en los bebés.

Este masaje no tiene efecto inmediato, todo dependerá del bebé ya que puede empezar a sentir alivio casi inmediatamente o bien tardar varios días en hacerlo.

Deja un comentario