Ayudarle con la tos

Cuando nuestro hijo tiene tos nos preocupamos mucho porque, muchas veces, no para de toser hasta que vomita y, a pesar de la medicación, no se le quita la tos.

Cuando esa tos viene derivada de un resfriado y una inflamación de la garganta sí que suele hacer algo la medicación que el pediatra nos dice pero si la tos es seca, en algunas ocasiones, la medicación no sirve por lo que tenemos que usar otros remedios.

En mi caso personal, cuando la medicación norma no sirve porque no le veo mejoría (y hablo de usar la medicación más de una semana) procuro darle infusiones de hierbas como puede ser el eucalipso, tomillo, manzanilla,…

Personalmente a mí me gusta más usar remedios naturales que daarle al niño demasiados medicamentos que lo único que consiguen, al principio, es ponerle más malito y, por tanto, preocuparme más.

Por ello, cuando fuí a hablar con el pediatra y le comenté mi inseguridad, me recomendó un jarabe  natural (pero que se compra en farmacias) con el cual tuve una grata alegría porque en dos días le quitó la tos.

Y es que, a veces, los productos naturales suelen ser mejores que los antibióticos o medicamentos artificiales y, además, no dañana tanto el organismo del niño.

Tengamos en cuenta que esto no es de forma específica para cualquier tos del niño sino de forma general, hay que prestar atención a su tos (en breve os enseñaré algunos tipos de tos), y llevarlo al pediatra siempre que notemos que algo no marcha bien porque un simple resfriado puede provocar hasta la muerte del bebé.

Deja un comentario