Ayudar a hijos e hijas con problemas

Los problemas forman parte de la vida, y los hijos tendrán que enfrentarse a ellos en cualquier momento de su desarrollo. A pesar de tratarse de algo inevitable, cuando llega el momento de afrontarlos, muchos niños no disponen de las estrategias adecuadas, puesto que no las han aprendido.

Cuando el niño presenta un conflicto en su quehacer diario, los padres pueden tener diferentes reacciones. Algunos, tienden a resolver los problemas. A pesar de las buenas intenciones, el niño no aprenderá a enfrentarse a sus dificultades.

http://www.guidoluis.com

En otros casos, los padres pueden entrar en un ciclo de preocupación desmesurada, lo que puede generar una sobreprotección que limite las experiencias del niño. Otros padres pueden sentirse perdidos, sin saber cómo actuar y hasta qué punto intervenir en los conflictos de su hijo.

Aunque la finalidad de dichas reacciones paternas es ayudar al niño en lo posible, lo más probable es que impidan que el pequeño aprenda estrategias apropiadas de solución de problemas y, por tanto, que sus dificultades se mantengan.

FASES PARA SOLUCIONAR PROBLEMAS DE MANERA EFICAZ
1 Reconozco que tengo un problema.
2 “Mi problema es…”. Describo el problema de forma concreta.
3 ¿Cuántas y cuáles son las soluciones que puede tener el problema?
4 ¿Qué acciones puedo poner en práctica para lograrlas?
5 ¿Qué consecuencias positivas o negativas puede tener cada una de las soluciones anteriores?
6 Escojo la solución con menos consecuencias negativas y con más positivas.
7 Actúo. Pongo en práctica la solución escogida.


Deja un comentario

Powered by WordPress. Design: Supermodne.