Ayúdale a eructar

El eructo es la salida del aire ingerido, en el caso de lactantes, junto con la leche. En ocasiones suele salir de forma espontánea mientras toma el pecho o el biberón. Pero si a tu hijo o hija le cuesta que este aire salga, podemos utilizar algunas técnicas, como darle un suave masaje en la espalda mientras está en posición erguida. Si al cabo de un rato no eructa, puede ser que no lo necesite o que lo haya hecho y no nos hayamos dado cuenta.

En cualquier caso, no es recomendable mantener al bebé sentado, ya que en esta posición el estómago permanece doblado y evita que el aire sea expulsado.

Estas otras técnicas, en cambio, pueden ayudarles a sacar el aire. En primer lugar, podemos apoyarle sobre nuestro hombro, manteniéndole con la espalda recta y la barriga apoyada en el pecho.

Si aun así no eructa, probaremos con otra posición. Podemos sentarle en nuestras rodillas, ligeramente inclinado hacia delante y darle golpecitos suaves en la espalda.

Otra opción es tenderle sobre nuestras piernas boca abajo y con la cabeza apoyada en el muslo. Con una mano le sujetamos el culito y con la otra le hacemos un masaje en la espalda.

burping_2http://www.sbcounty.gov

A partir de los tres meses, si ya puede mantener la espalda recta , podemos probar a sentarle sobre nuestras piernas sujetándole por debajo de las axilas. Una vez sujeto, haremos que de pequeños saltitos.

Deja un comentario