Aumento de peso en el embarazo

Al quedarnos embarazadas, todas la mujeres sabemos que vamos a perder la figura que tengamos, ya seamos delgadas o gruesas, nuestra figura se verá cambiada para dar cobijo a un nuevo ser que va a crecer dentro de nosotras.

Hay ocasiones en las que las personas gruesas pierden peso ya que las grasas acumuladas, pasan a formar parte del niño de modo que se van eliminando e incluso podemos perder peso, no sólo en el embarazo, sino también después del mismo (hay casos en que así ha ocurrido).

En otras ocasiones, en la mayoría de los casos, el aumento de peso difiere según las características de las personas ya que una persona propensa a coger muchos kilos engordará más que otra que no suele coger tantos kilos.

El término medio de peso en las embarazadas está entre los 9 y los 12 kilos de peso, por encima de esas cantidades el especialista que lleve nuestro caso nos asesorará porque puede que no pase nada o puede que necesitemos seguir una dieta para no engordar tanto, algo que después, a la hora del parto, puede complicarse más debido a ese exceso que tengamos.

Algunas veces, cuando no hay gran aumento de peso, los médicos suelen mandar un reposo moderado y una dieta más rica para intentar que la madre gane peso. Tampoco el estrés ni los nervios son adecuados ya que, si éstos nos suelen adelgazar, en el embarazo no es lo mejor que deberíamos hacer, y si nos hacen engordar y ya tenemos el peso “ideal”, peso ideal mujer, entonces tampoco nos vienen bien, además de que todo aquello que altere a la madre es malo para el bebé ya que se siente amenazado.

Deja un comentario