Aumento de peso durante el embarazo

Aumentar de peso durante el embarazo es su proceso natural y síntoma inequívoco de que todo se desarrolla con normalidad. Pero para muchas futuras mamás es causa de preocupación, sobre todo al pensar cómo se bajarán esos kilos después del parto.

La clave está en ir engordando poco a poco, según lo previsto y cuidar la dieta para no excedernos en el aumento. En ningún caso nos sirve el dicho de que una embarazada debe comer por dos.

Durante el primer trimestre la mujer no suele engordar mucho e incluso el malestar o las náuseas puede hacerle perder algo de peso. A partir del segundo trimestre lo normal es ganar unos 300 gramos a la semana.

Para una mujer dentro de la media, lo normal es ganar entre 7 y 11 kilos durante el embarazo. Si la futura mamá padece obesidad, se recomienda controlar el peso ya que tienen un mayor riesgo de complicaciones.

Por el contrario, las mujeres excesivamente delgadas al inicio de la gestación tienen riesgo de que el bebé sufra crecimiento intrauterino retardado, es decir, que tenga bajo peso en el útero.

Las mujeres que tras el parto dan el pecho a sus bebés se recuperan antes porque la lactancia ayuda a que el útero se contraiga. Además, dar el pecho ayuda a quemar calorías. Si se sigue una dieta equilibrada y se mantiene cierta actividad física, tras el parto se tardan unos seis meses en recuperar la línea.

embarazada-bascula

Deja un comentario