Aumento de pecho y lactancia

Todos los expertos y expertas en el tema, coinciden en señalar que la silicona no tiene efectos contraproducentes en la concepción y el desarrollo del bebé. Por ello, se entiende que la lactancia materna es totalmente compatible con los implantes mamarios de silicona.

La lactancia dependerá de la voluntad de la madre y de su capacidad para producir leche suficiente para amamantar al bebé. Los y las especialistas en nutrición infantil recomiendan la lactancia materna porque tiene innumerables ventajas para el bebé, especialmente en sus primeras semanas de vida.

Aun así, es cierto que con el embarazo y la lactancia, el volumen mamario aumenta. Por eso, la piel y los tejidos blandos que sujetan la mama ceden. Al terminar la lactancia el volumen mamario vuelve a disminuir por lo que es frecuente el descendimiento de las mamas y la flacidez. Si esto produce un desequilibrio estético, la paciente debe saber que el aumento mamario puede ser insuficiente y necesitar también una elevación de la mama o mastopexia.

En el caso de que la mujer lleve implantes antes del embarazo y la lactancia debe saber que la mama puede descender y también su volumen. En estos casos, si se estima conveniente, se podría realizar una cirugía de revisión para optimizar la forma y volumen de las mamas.

Deja un comentario