Aulas hospitalarias y ambulatorias

Hay veces en las que los niños tienen que pasar un tiempo en el hospital debido a alguna enfermedad. En esas ocasiones los hospitales tienen unas aulas hospitalarias y ambulatorias para los más pequeños.

La atención a los niños en centros hospitalarios y centros de salud ha ido en aumento en los
últimos años. Y debemos tener en cuenta la recomendación del Consejo sobre la Atención a la Infancia, aprobada el 31 de marzo de 1992 por el Consejo de ministros. En la que se "trata de proporcionar atención a los niños" en el sentido más amplio del término.

Las aulas hospitalarias y ambulatorias tratan de que los niños no se sientan tan tristes por estar en el hospital. La mayoría de ellas están alejadas de los enfermos adultos de modo que “viven rodeados de niños” para que la esperanza entre ellos esté siempre presente así como su inocencia.

Además, en esas aulas casi diariamente reciben la visita de algún  personal de tiempo libre para divertirlos y hacerles que la estancia en el hospital se pase lo más pronto posible. Los visitan los payasos, papá Noel, algún que otro rey mago, … Cualquier persona que les haga reír un poco es bien recibida allí.

Sin embargo, no hay una organización propiamente dicha que se ocupe de estas aulas, cosa que debería existir porque los niños también se merecen divertirse aunque estén enfermos y no puedan salir.

Si tenemos oportunidad, preocuparnos por esas aulas puede ser algo que, en el futuro, podremos agradecer, sobretodo si nuestro hijo enferma y ha de ser hospitalizado en ellas.

Deja un comentario