Aprendiendo a construir con bloques

Los primeros juguetes de los pequeños, van generalmente orientados a llamar su atención, pero una vez que el niño es capaz de crear sus propias aventuras y darles un sentido a cada juguete, llegó la hora de darles los mejores materiales para hacerlo.

Sin duda los coloridos bloques para construir les darán la mejor oportunidad para hacer volar legosu  imaginación. Dirigidos a niños desde los dos años, les permiten crear cualquier cosa partiendo desde cero.

Aparte de divertirse en un su mundo de juegos, los pequeños podrán practicar su motricidad al encajar las piezas, aprendiendo además a reconocer colores e incluso contar poco a poco el número de bloques, comparando su altura, ancho, etc., incorporando poco a poco dichos conceptos.

Cada niño le dará un sentido diferente a su juego. Al principio querrán experimentar con las formas, volúmenes y colores, dando paso a construcciones algo más elaboradas como torres u objetos copiados de la vida diaria o lo que ven en televisión. Pequeñas casas, autos, robots, o hasta personas saldrán de las cada vez más hábiles manos de nuestros pequeños.

Los hay en diferentes marcas, colores y formas, aunque es importante que los que compremos para los más pequeños sean de un tamaño que nos les permite metérselos a la boca y de materiales no tóxicos. Además fijémonos que sean fáciles de encajar y estén dirigidos al grupo de edad al que pertenece el niño. Un excelente regalo que cada día se transforma en una nueva forma de jugar.

Imagen: DK Images

Deja un comentario