Aprender con dislexia

La dislexia es un trastorno de la lectura por el cual se presentan dificultades para procesar los componentes del lenguaje basados en el sonido. Es decir, problemas para asociar los símbolos con los sonidos que les corresponden.

Sus causas no están completamente establecidas, aunque algunos estudios sugieren que causas genéticas podrían tener un papel importante. También se ha identificado un funcionamiento deficiente del lóbulo parietal del hemisferio cerebral izquierdo en personas disléxicas.

Generalmente, la dislexia se diagnostica entre los 3 y los 6 años, que es cuando el niño o la niña empiezan a aprender a identificar las letras con sus sonidos. La dislexia provoca problemas de aprendizaje, por lo que un diagnóstico temprano puede paliar sus efectos.

untitled

Según su causa, la dislexia es de dos tipos. Adquirida, cuando se presenta como consecuencia de un trastorno o lesión cerebral específica y evolutiva, que se presenta de manera repentina y sin causas concretas conocidas.

Independientemente de sus causas, se clasifica en dos tipos. Visual, en la que se leen las palabras conocidas como un todo, sin dividirlas y se presentan dificultades con palabras inventadas o no conocidas y fonológica, que es aquella en la que las palabras se dividen en unidades menores y se unen para formar una expresión coherente.

Además de los problemas propios de la dislexia, cuando el niño o la niña se da cuenta de que tiene problemas para leer, puede sufrir también complejos que afectan su autoestima y que pueden producir aislamiento en el colegio.

Deja un comentario