Aprender a ir al baño

Los niños tienen que aprender desde pequeños a ir al baño para hacer "pipí o caca" y, así, evitar que haya otras molestias que pueden ser debidas al pañal. Al principio los pequeños encuentran muchas dificultades para aprender a controlar sus esfínteres porque han estado acostumbrados a orinarse o ensuciarse sin necesidad de decirlo y, aunque la madre se haya dado cuenta no le ha enseñado aún que tiene que hacerlo en el baño.

Hacia los dos años y medio, el 90% de las niñas y el 75% de los niños poseen algún control sobre el pis. Esto es debido a que su sistema nervioso está relativamente preparado para ordenar a la vejiga que retenga la orina. Pero las estadísticas también nos indican que a esa edad más de la mitad de los niños y las niñas se siguen orinando por la noche, lo que demuestra que el control nocturno suele producirse después que el diurno.

Algunas de los consejos que podemos seguir para ayudar a nuestros hijos son:

 – Tener en cuenta que cada niño es diferente y, por tanto, si su hermano/a o el hijo/a de otro lo ha conseguido en días no nos debe importar.

 – Hasta que se consolida el hecho de tener conciencia del control hay días en que pedirá ir al baño pero otras veces se olvidará.
 
- La mejor edad para empezar es a partir de los 2 años de edad.
 
- Antes de iniciarlo tenemos que estar seguros de que está preparado (ver su comportamiento).
 
- No debemos echarles en cara sus errores, todo el mundo comete y cometía errores a su edad.
 
- No debemos utilizar premios, sólo mostrar satisfacción de lo que hace bien, pero no premiarle porque entonces lo hará sólo por un premio.
 
- Debemos ser pacientes, no irritarnos ni enfadarnos con los niños.

Deja un comentario