Anestesia en niños

 

induction_kids

Cuando escuchamos de parte del médico que nuestro hijo va a requerir de una intervención quirúrgica, por menor que esta sea, por nuestra mente pasan cien escenarios distintos. Una de nuestras preocupaciones siempre va a ir por la anestesia, ya que hemos escuchado muchas historias acerca de sus peligros y lo que puede salir mal.

Si bien no existe cirugía sin riesgos y la anestesia es parte importante de ellos, se trata de un riesgo mínimo. Existen anestesistas pediátricos especializados, los que van a realizar un examen previo al niño, descartando aquellas condiciones peligrosas, y preparando el escenario para una operación exitosa.

Se recomienda intervenir al pequeño bajo anestesia general, pues los pequeños estarán ansiosos ante un escenario atemorizador, con extraños y alejados de sus padres. Primero se les dará a inhalar un gas para dormirse, y luego se administrará el anestésico endovenoso.

La anestesia general tiene un efecto amnésico, es decir los chicos no recordarán nada de la intervención. En la mayoría de los casos, y con permiso del cirujano, podemos estar con nuestro hijo cuando despierte en la sala de recuperación, para darle el apoyo y seguridad necesaria.

Deja un comentario