Amamantar al bebé adoptado

amamantar

 

El dar pecho a un hijo no sólo es una forma de transmitirle defensas para protegerle de futuras enfermedades. Es además un acto de amor que genera un lazo para toda la vida con aquel niño que nació del corazón y no del vientre.

Para muchos parece imposible pensar que una mujer que no haya pasado por un embarazo sea capaz de producir leche, pero la verdad es que gracias a los avances de la medicina eso ahora es posible gracias a hormonas y tratamientos de estimulación para la producción de leche en la mujer.

La preparación es sumamente importante, ya que los sustitutos hormonales no son capaces de hacer el trabajo por si mismos. Hay que estimular los pechos de la misma manera que lo haría un bebé. Se pueden utilizar sacaleches que imitan la succión de la boca del pequeño en el pezón.

Si se desea intentar amamantar al bebé adoptivo el apoyo de especialistas en lactancia es fundamental. Lo más probable es que no se obtengan resultados inmediatos ni 100% satisfactorios, pero con el correr de los días o semanas el esfuerzo de madre e hijo darán resultado proveyendo al pequeño no sólo de alimento sino que también del comienzo de un lazo que durará para toda la vida.

Deja un comentario